A la hora de tanquear el vehículo es muy importante cumplir una serie de medidas que garantizan un abastecimiento de combustible con total seguridad. No todos los conductores son conscientes de la importancia que tiene el cumplimiento de estas actuaciones, a pesar de que la normativa es ampliamente conocida. De hecho, su objetivo no es otro que minimizar los riesgos en una gasolinera.

¿Cómo surtir de gasolina tu auto de forma segura?

La mayoría de las normas de seguridad para llenar un tanque de combustible son medidas de carácter internacional. Suelen ser de obligado cumplimiento en un gran número de países. Todas ellas van dirigidas a reforzar la seguridad en la gasolinera, un recinto que deberíamos percibir como una enorme bomba de gasolina. Así que toda precaución será bienvenida.

Apagar el motor y componentes eléctricos
Esta es la primera norma que se debe llevar a cabo nada más aparcar delante del surtidor de combustible. El motor, las luces, la radio o cualquier dispositivo que funcione a través del circuito eléctrico deberá ser desconectado. Así se establece un protocolo de actuación para evitar riesgo de incendio o explosión.

No bajar del vehículo
Los ocupantes del auto deben permanecer dentro del vehículo mientras el operario tanquea. Una persona, al salir del auto, puede provocar un incendio o explosión en la gasolinera. La razón se encuentra en la cantidad de electricidad estática que lleva acumulada y que se liberaría, en forma de chispazo, al pisar el suelo.

No utilizar el celular
Es cierto que, en este aspecto, las autoridades no acaban de ponerse de acuerdo. Para algunos, los componentes electrónicos del aparato podrían incendiarse o producir una chispa que prendiera elementos volátiles, vapores y acumulación de gases en torno al surtidor de combustible.

No llenar el tanque al completo
Es aconsejable dejar libre un 5% de la capacidad del depósito de la gasolina. Esta práctica evita accidentes por expansión del carburante.

Cuidado con el derrame de combustible
Si mientras estamos tanqueando comprobamos que al repostar se ha derramado parte del combustible, tendremos que dar aviso a los responsables de la gasolinera. El derramamiento de combustible es una eventualidad que puede desencadenar situaciones de graves consecuencias. Por ello, antes de que pueda incendiarse, lo más sensato es que el líquido sea eliminado, con la mayor urgencia, por el personal calificado de la gasolinera.

Por último, y aunque parezca una advertencia de lo más obvia, no se debe fumar. Lo cierto es que es una situación que se repite con cierta asiduidad en las gasolineras. En demasiadas ocasiones podemos ver a individuos que bajan del vehículo con un cigarrillo encendido o que prenden uno en la propia estación.

Este es uno de los comportamientos más irresponsables que se pueden llevar a cabo mientras se llena el tanque del vehículo o se transita por la estación de servicio.

Fuentes:

Cuatro reglas básicas para tanquear. ElComercio.com. Recuperado de https://www.elcomercio.com/actualidad/quito/cuatro-reglas-basicas-tanquear.html
Seguridad y prevención al poner gasolina. Prevenfoc (2016). Recuperado de http://prevenfoc.es/seguridad-prevencion-poner-gasolina-repostar-vehiculo/
Seguridad al repostar: qué no hacer en una gasolinera. Gm Fuel (2018). Recuperado de http://www.gmfuel.es/seguridad-en-una-gasolinera/

X

Buscador

¿A qué perfil de usuario pertences?